DE CHICAGO A SAN LUIS POR LA CARRETERA DE AL LADO.

Para hacer la ruta 66 lo mejor es dejar el GPS apagado y seguir las señales que te llevan por la carretera de al lado: The Mother Road. En paralelo a la autopista, conduciendo despacio, sin prisa y con pausa.

De Chicago a San Luis todavía quedan algunos tramos de la carretera original, custodiados por estatuas de hombres gigantes.

Un largo día de viaje entre pueblos con murales pintados en piedra, gasolineras desvencijadas, cafeterías con paredes firmadas en varios idiomas y el mejor pollo frito servido en bandejas de plástico rojo.

Los mapas dibujados por Ed Waldmire son también historia de la Ruta 66, especialmente de este primer tramo. Los perritos calientes pinchados en un palo (inventados por su padre) otro icono de la Carretera Madre.

En uno de los numerosos Springfield de Estados Unidos, no sabemos si el de los Simpson pero sí el de Lincoln, paisanos y ruteros se juntan en The Cozy Dog Drive In.

Ed Waldmire Jr y Bob Waldmire (padre e hijo) son historia de la Ruta 66. Uno por rebozar los perritos calientes con harina de maíz y el otro por sus obras de arte en forma de mapa.