Route 66 USA Viajes

Illinois

14 febrero, 2016
Señal de inicio de la Ruta 66

Muy poca gente hace la Ruta 66 completa, y menos por la auténtica carretera madre (de la que todavía quedan muchos tramos originales). Nosotros arrancamos el viaje en Chicago, siguiendo el itinerario original de los emigrantes que en los años 30 escapaban al oeste. Desde la placa que marca el inicio en Adam Street hasta el muelle de Santa Mónica en Los Ángeles.

Así empezamos una de las aventuras más bonitas de nuestra vida. 21 días y más de 4000 kilómetros atravesando el país en coche.

Los vuelos a Chicago suelen ser bastante económicos (sobre todo si los compras con tiempo) por eso os recomendamos O’Hare International Airport como punto de entrada y salida. El coche lo devolvimos en California y allí cogimos un vuelo interno de vuelta.

chicago66

La ciudad del viento es solo el punto de partida pero un lugar así se merece por lo menos tres días para conocerlo y disfrutarlo.

Pincha aquí para conocer nuestros sitios preferidos de Chicago

guia66

La primera parada de la Ruta 66 es el  Lou Mitchell’s (en W. Jackson Boulevard). Un desayuno con tortitas y jarabe de arce os dará la fuerza necesaria para aguantar horas y horas al volante. La guía “Route 66: EZ66 Guide for travelers” fue nuestro faro durante todo el viaje. Aunque muchos de los tramos están bien señalizados, es fácil perderse en carreteras secundarias o pasar de largo algunas de sus atracciones.

Los grandes rascacielos pronto dejan paso a zonas industriales, algunas abandonadas, y más tarde a grandes campos verdes. La velocidad máxima pocas veces supera los 90 kilómetros por hora así que es fácil disfrutar del paisaje. Como veréis en la guía son muchos los puntos de interés pero, aunque muchos te los encuentras por el camino, tendréis que elegir para no perder el ritmo.

gigante66

coches

Estatuas gigantes, gasolineras antiguas, coches vintage en cada esquina y los mejores restaurantes donde degustar la auténtica gastronomía americana. En Wilmington descubrimos el Nelly’s Restaurant. No aparecía en la guía pero era realmente auténtico. En el techo, los viajeros dejan su firma tras disfrutar de una buena hamburguesa con patatas caseras. Nosotros así lo hicimos.

firma

En Pontiac podéis visitar el Route 66 Hall of Fame Museum. Un buen lugar para conocer la historia de la ruta y también del artista y cartógrafo estadounidense Bob Waldmire.

pontiac

La ruta es larga y el primer día puede que tengáis que conducir más de 9 horas si queréis llegar a Saint Louis como nosotros. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa. En Springfield podréis probar los famosos Cozy Dogs, unos perritos calientes con un rebozado especial de maíz que sirven pinchados en un palo y están deliciosos. Es, probablemente, nuestro local preferido de Estados Unidos o por lo menos el que recordamos con más cariño.

Perritos calientes rebozados con palo

cozydogs

En total tres días en Chicago y uno en la carretera, pasando por Joliet, Pontiac y Springfield, hasta llegar a Sant Louis. Un nuevo estado donde dormir y empezar con ganas la segunda etapa de la ruta.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply